El fraude del 2A como espejo de la sociedad ecuatoriana.

No hay que darle muchas vueltas al tema: el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha dado el triunfo a Lenin Moreno como presidente de la República del Ecuador.

 

Y lo hace no precisamente en las mejores condiciones político - sociales: un país partido a la mitad como herencia del gobierno saliente, una pésima gestión económica que busca maquillar las realidades existentes, un país en plena crisis económica y, sobre todo, una sociedad que ha aprendido a consumir los actos contrarios a la fe pública como algo muy normal y que se ejerce, tal cual como un desayuno, como una práctica diaria del vivir local.

 

Sobre lo último no hay persona en el Ecuador que haya hecho algún trámite "por la izquierda" (que importante es esto entre comillas), porque sutilmente nos demuestra que todo lo relacionado con ese lado es perverso, oscuro, negativo, nada bueno puede salir del abismo, salvo el mismo reflejo de uno mismo; hasta en sus mejores momentos y en el día a día de hoy, para lograr algún "beneficio" en cualquier ámbito de la vida, hay que hacerlo por medio de un acto corruptivo, y en muchos casos se solapa por la pequeñez del momento o porque es el "status quo" que nos "obliga a retroalimentar esos escenarios como algo natural.

 

La naturaleza de lo cotidiana está en ese trecho que nos lleva a lo correcto e incorrecto, ¿cómo no saludar estos actos tan simples, si desde el poder mismo se cometen peores fechorías? Todavía es fresca la memoria histórica que, en el mejor escenario, un acto como el caso del comecheque habría convocado a masivas protestas y poner en jaque al gobierno de turno, pero la funcionalidad está en el "dejar pasar" por simple dialéctica: ellos hacen, que lleven.

 

Guillermo Lasso le demostró al país que una excelente campaña se puede hacer. Siempre tuve mis recelos al candidato por nunca dar mi voto a los pillos del correísmo desde antes de finalizar el 2006 (el producto que se vendía no ofrecía garantía alguna); algunos creyeron que el candidato de la coalición opositora debió ser más agresivo en los ataques que hacían los delincuentes de alianza país, ¿por qué habría de rebajarse al mismo nivel de los gandules? En vez de eso realizó propuestas que incluso el discapacitado mental estuvo casi hasta que copiando (nada raro teniendo un binomio que plagió tesis), y eso era lo que el país necesitaba: un nuevo aire ante tanta corrupción, persecución, canallada, pobreza mental y de miras que hoy tiene al Ecuador en el abismo en todos sus niveles.

 

Si hoy el binomio que fue declarado como los nuevos dignatarios para gobernar el país (que no han ganado en justa lid) está ahí es porque muchos prefieren el seguir viviendo en la misma situación del día a día, no necesariamente la mayoría, pero los que expresaron su apoyo no dan la confianza ni la talla para que puedan verse en el espejo porque sus propias dudas existenciales los matan en el fondo de la conciencia. El país que merecemos es el de los pillos, que nos sigan desfalcando y que los defiendan por un sueldo básico y algo más, merecido lo tienen ¡Viva la patria!

 

Foto: Guillermo Lasso cuestionando la nominación, por parte del CNE, de Lenin Moreno como ganador de los comicios del 2 de abril del 2017.

0 comentarios

Alianza PAIS y la evolución del garrote.

 Lo de ayer en el Olímpico Atahualpa fue algo único, y no sólo por la situación criticable al candidato de la oposición, sino también porque es un aviso de lo que viene.

 

El correísmo está desesperado, sabe que si pierden los pillos supremos les espera la cárcel, porque a esos sujetos deben perseguirlos como lo hace un león a una presa: hasta el último aliento.

 

Los días del correísmo deben llegar a su fin. Es inaudito que Ecuador haya perdido la paz que siempre gozo, incluso en los peores momentos del país la confrontación no se hacía a ese estilo.

 

Muchos cuestionan que de darse el continuismo podría volver todo a la normalidad: falso, lo único que se mantendrá son los actos de corrupción que cada día carcomen al país; un cambio ralentizará a las fuerzas correístas y los hará recapacitar ante las atrocidades cometidas por sus líderes, las huestes no son culpables directos de estos hechos, sin embargo, deberán tomar conciencia de sus apegos y afectos a los sinvergüenzas que desgobiernan a este país.

 

El domingo vamos por el cambio, es la única salida a este atropello que vive el país entero.

 

Imagen: manifiesto publicado por Guillermo Lasso sobre los eventos de ayer en el Atahualpa y la negativa de Moreno en debatir.

0 comentarios

El correísmo y el bucaramato, hijos del peor mal político: la violencia.

La agresión que sufrió el tío de Jorge Glas por parte de Jacobo Bucaram en un restaurante en Guayaquil no es más que el fiel reflejo de lo que el correísmo y el bucaramato han sido y son: máquinas de agresión hacia el otro.

 

Y claro que el hecho no amerita un análisis profundo ya que la violencia no puede ser contrarrestada con violencia porque eso engendra más violencia, esto debido a que se ha leído, por una minoría, que "está bien que eso haya pasado, el tío de Jorge Glas es un pillo", lo es y eso no es argumento para que el ecuatoriano promedio justifique tal acción, la cual es propia de gandules, porque el que ataca por cualquier medio sólo demuestra lo peor de su personalidad.

 

Ecuatorianos, estos del correísmo se han llevado el país en peso. Otro gobiernos han cometido actos de corrupción, pero son niños de cuna comparados con los del correísmo, estos se han enriquecido de una manera asquerosa; y el ciudadano promedio no puede sentir alivio manifestando violencia con estos personajes, sino inaugurando la Justicia para que se encargue de estos delincuentes, ésa es la manera correcta y civilizada de resolver estos asuntos. El gángsterismo es propio de ellos, no de las personas que actuamos con honor en cada acto de vida.

 

Estas dos tendencias son lo peor que puede haber engendrado la política nacional, y desterrarlos del imaginario social es lo más saludable para el país, el voto es el mejor mecanismo para eso.

0 comentarios

Guillermo Lasso, el candidato opcionado para vencer al continuismo.

Diálogo presidencial, propuesta realizada por Diario El Comercio.
Diálogo presidencial, propuesta realizada por Diario El Comercio.
Leer más 0 comentarios